martes, 3 de diciembre de 2013

SECRETO AMOR

Nadie sabe cuanto amor corren por mis venas
Ni que tú dulce sonrisa me alivia algunas penas,
Ya no recuerdo como es que llegué a quererte
Y que mi corazón palpita más con tan solo verte.

Tus labios de azúcar ansían besarme tanto como yo a ti
Y mis amantes brazos estrecharte fuerte como tú a mí,
Tu tierna mirada se perdió en la oscuridad de la habitación
Y mis ardientes manos en tu piel canela llenos de pasión.

No estoy seguro si es que tú tienes un novio
¿Qué si yo tengo pareja? eso si es obvio,
Pero cuando junto mi boca a tus labios benditos
Me sugieren locuras, si, locuras de amor y delitos.

A lo que diga la gente no le damos mucha importancia
Y no es por cinismo, mucho menos por arrogancia,
Solo deseamos que nuestros encuentros sean constantes
Y que disfrutemos esta locura de ser amantes.

Pasaron los minutos, las horas y los días
Llenos de pasión, de penas y alegrías,
Tratando de aceptar una triste realidad
De que esto no duraría toda la eternidad.

Solo quedará el recuerdo de este loco y secreto amor
Espero no me guardes ningún tipo de rencor,
Nada más diremos que lo nuestro fue una locura
Que nace y crece, pero no siempre perdura.

EL VIENTO, LA TARDE Y LA LAGUNA

El vaivén de las olas aquella tarde en la laguna
El cautivante brillo de tus preciosos ojos chinitos
Fueron culpables que me quedara sin palabra alguna
Y a punto de cometer no sé cuantos delitos.

El viento jugaba despacio con tus suaves cabellos
Y yo disfrutaba casi inmóvil, hipnotizado por su fragancia
Quise pronunciar, decirte los versos más bellos
Que no haya entre nuestros labios ninguna distancia.

Quise también hacer eterno ese hermoso atardecer
Pero tus labios rojos hechiceros y su tímida sonrisa
Hicieron callar mis versos y la inspiración enmudecer
Envolviéndome el silencio, tus miradas y la brisa.

Caía la tarde y el sol te besaba ardiente las mejillas, la frente
Y mis angustiados labios no quisieron quedarse atrás
Saliendo al encuentro de los tuyos de manera inconsciente
Pidiéndole al cielo que aquel momento no acabase jamás.

Te conté de mis sentimientos, juntando una y otra palabra
Acomodé tus cabellos, cogí tus manos, me perdí en tu mirada
Le pedí al destino que no me juegue ninguna broma macabra
Mientras te convencía que siempre serías la mujer más amada.

Fueron las taciturnas totoras quienes escucharon mi sincera declaración
Fue el encanto de tus ojos que casi me deja sin palabra alguna
Aquel día de setiembre en primavera cuando quise robarte el corazón
Cuando nacía nuestro amor junto al viento, la tarde y la laguna.

DESTINO

Desde el paisaje de tus lindos ojos
Vinieron hacia mí algunos recuerdos
Que me entristecen y me alegran a la vez
Que me atrapan más en este mes
En que llega esta triste tarde de abril
En que tusco tus labios de candil.

Tu cabeza en mi pecho reposada
Mi sonrisa reflejada en tu mirada
Al igual que el celeste cielo
En las aguas de nuestra hermosa laguna
Al igual que el sublime suelo
De mi tierra sin comparación alguna.

Te echo de menos y siempre te encuentro
Incluso donde no te busco,
Estás en mi corazón y en cada uno de sus latidos
En mis locuras, en mis versos, en todos mis sentidos
Te encuentro en mi ayer, en mi futuro y en mi presente
En el facebook y en mi celular estás constantemente.

Te encuentro en mi soledad, en mi llanto y en un día gris
En mis sueños, mis esperanzas y cuando estoy feliz
Y pareciera que todos los caminos
Me conducen a tus brazos
Y no quiero desviar por nada ese camino
Porque sé que junto a ti está mi destino.

Mis sueños quieren despertar
A tu lado todas las mañanas
Estos pasos te añoran encontrar
En todas sus paradas,
Estas líneas quieren unir por siempre nuestros corazones
Mis labios desean besarte en todas las estaciones,
Incluso la del tren…
Cuando emprenda mi último viaje.

RIMAS AL BEBE AMADO

A ti Reggi:

Que con tantas ansias te esperé
Por oír tu primer llanto aguardé,
Y cuando por fin pude abrazarte
Quise llorar, reír y también besarte.

Fueron nueve meses demasiado largos
Gracias a Dios, sin tragos amargos,
Tu mami con mareos, temores e ilusiones
Y yo con antojos, dudas y emociones.

Cuando escuché tu voz y contagiante sonrisita
Cuando sentí los dedos de tus manos chiquititas,
No me quedó más que sentirme muy dichoso
Y darle gracias eternas al Todopoderoso.

Ahora que ya has hecho más de una travesura
Ahora que tus ojitos me miran con ternura,
Brotan de los míos lágrimas del corazón
Y robas de mi pecho un suspiro de emoción.

Hoy ya vas al jardín y te me asemejas
Porque no tardaron en llegar las quejas,
Pero no te preocupes, aquí están mis brazos
Para protegerte siempre y velar tus pasos.

Por eso hoy quiero escribirte hijito mío
Con los ojos llenos de gotas de rocío,
Tú eres por ahora mi bebé adorado
Y serás por siempre el hijo más amado.

martes, 4 de septiembre de 2012

SE ME DIO POR EXTRAÑARTE

Hoy amanecí con frio en el corazón
La nostalgia de este amanecer me golpeó por alguna razón
Hoy el beso y el buenos días mi amor estuvieron ausentes
Pero la soledad y los viejos recuerdos gritaron presente !
Entonces quise volver a aquellas mañanas donde podía tocarte
Donde el desayuno sabía mejor si estabas a mi lado
Cuando tus labios no me regateaban beso alguno
Donde el paso de las horas no se sienten cuando eres amado
Cuando cada gesto tuyo nunca fue inoportuno
Fue justo cuando quise amarte, entonces se me dio por extrañarte.
 
El cielo de este lejano lugar tan opaco, tan sombrío
Me hizo sentir por momentos tan ausente de mí, tan vacío
Donde está el esplendoroso celeste de mi cielo jaujino
Aquí donde hoy el sol no me sonrió porque nunca vino
Aquí donde el reloj parece detenerse por un instante para hacerme escribir
Y de pronto me doy cuenta que tan solo estoy aprendiendo a vivir
A vivir con todos mis recuerdos, los  buenos y también los malos
A darle un beso a la nostalgia que hoy me agarra a palos
A sonreírle a un futuro que por cierto es incierto y son quimeras
Pero que quiero descubrirlo contigo de todas maneras.

Entonces se me dio por extrañarte,
Por añorar tu cálido abrazo con el susurro de que todo va estar bien
Extrañé el beso de tus ojos y la mirada de tus labios rojos también
Me pregunté si toda esta lejanía valdría la pena
O si mañana la soledad de mi alma te sea ajena
Pero hay preguntas que ya tienen respuestas y respuestas que no deben preguntarse
Entonces las dudas y temores  deben muy pronto marcharse
Es mejor recordar aquellas tardes de novelas y futbol por la noche
Y olvidar que aquí tengo mucho frío y a veces soroche
Es mejor pensar que mi lugar en la mesa también debe extrañarme
Y que las manitos de mi hijo quieren muy pronto abrazarme
Pero es difícil porque el sonido de mi silencio parece infinito
Que quiere romperse al decirte te extraño con un fuerte grito
Estas horas, estos minutos y sus segundos no son los mismos sin ti
Entonces aprovecha la luna con su eterna nostalgia para apoderarse de mí
La soledad de las tardes, mis resecos labios y mis anochecidos días
Son más solas, más resecas y tristes sin el aliento de tu compañía
Entonces quise correr a buscarte, entonces se me dio por extrañarte.

jueves, 8 de diciembre de 2011

AQUI TE ESPERO

Después de seis días que fueron inolvidables
tras haber probado tus labios insaciables
y tu cuerpo en noches de caricias interminables,
aquí te espero ahora con el corazón impaciente
para estrecharme en tu pecho ardiente
y escuches a mi voz que no te miente.

Ansioso estoy por que se de tu regreso
para sentir en mis labios tu dulce beso
y volverme de tu piel nuevamente preso,
para amarte cual una fiera al anochecer
mirar juntos el sol de un bello atardecer
y entre las sábanas encontrarte al amanecer.

Jamás pensé volver a ver en tus cabellos ese clavel
y beber de tu boca esos besos sabor a miel
ni estremecerme locamente con el tacto de tu piel,
pensé que formabas ya parte de mi pasado
que con los años te pude haber olvidado
pero de mi corazón nunca te había sacado.

Ahora yo no se que tiempo pueda esto durar
te juro que tengo miedo de volverte a amar
y lo que menos quiero es llegarte a lastimar,
tu sabes de mi vida y mis atormentados días
de mis muchas lágrimas y contadas alegrías
y que solo tú puedes quitarme las melancolías.

Fueron días llenos de amor e inagotable pasión
te pido nunca olvides aquella nuestra canción
y por siempre vivirás dentro de mi corazón,
yo soñaré cada noche con volverte a ver
que con cada beso tuyo vuelvo a nacer
y que nunca más te llegaré a perder.

Por eso aquí te espero con mucha premura
para nuevamente amarte con inmensa ternura
y bajo la lluvia volver a besarte con locura,
para que jamás me arranques de tu mente
voy a dedicar mi vida a amarte diariamente
y así ser parte de la tuya eternamente.

IDILIO JAUJINO

Bella paisana jaujina
me han cautivado tus ojos
con su mirada tan dulce
tu sonrisa y labios rojos.

Ay palomita querida
me ha enternecido tu llanto
con sus gotas de rocío
yo no pensé amarte tanto.

Al compas de esta muliza
voy a decir que te quiero
que te adoro con el alma
y que sin ti yo me muero.

En una noche de luna
voy a llenarte de besos
para entregarte mi vida
con estos mis triste versos.

Bajo este manto celeste
mi pedacito de cielo
voy a cantarle a mi Jauja
y a la mujer que yo quiero.